Pérdida de audición

Sordera, hipoacusia, discapacidad auditiva...


La importancia de la prevención. Como no perder audición.

volver
Con el paso de los años todas nuestras funciones sufren cambios, nuestros sentidos van perdiendo sus capacidades. En el caso de la vista, aparece la presbicia o vista cansada. Todas las personas acabamos necesitando gafas para leer.

En el caso del oído también es normal la aparición de presbiacusia, que es el equivalente a la presbicia. Tradicionalmente, los especialistas hemos considerado como normal que las personas comiencen a notar pérdida auditiva a partir de los 65 años.

Pero desde hace unos años estamos comprobando como esa pérdida de audición empezamos a notarla antes, incluso desde los 50 años. De este prematuro inicio de la presbiacusia tiene mucha culpa la sociedad ruidosa en la que vivimos. Pero no es la única causa.

Para prevenir el comienzo temprano de nuestra perdida auditiva debemos seguir ciertos hábitos saludables de vida:
  • Evitar los ambientes ruidosos y, sobre todo, proteger de estos a los bebes y los niños.
  • Evitar los medicamentos tóxicos para el oído. Por eso es importante evitar la automedicación.
  • Seguir una dieta saludable. Con abundantes ensaladas, verduras, frutas. Evitar las grasas saturadas y, sobre todo, el tabaco y el alcohol en exceso.

Con unos buenos y saludables hábitos de vida podremos prevenir el comienzo temprano de la presbiacusia.

Además, es conveniente tomar medidas al inicio de dicha pérdida. Si ponemos remedio adaptando prótesis cuando la pérdida no está avanzada, la adaptación a estas será más sencilla y fácil que si esperamos a adaptarlas cuando la pérdida auditiva es más severa.

Comentarios

Participa. Pregunta, opina o comenta. Todos sumamos