Pérdida de audición

Sordera, hipoacusia, discapacidad auditiva...


Signos que nos deben alertar en la comunicación del niño. Cuando su lenguaje se aleja de la normalidad.

volver
Niño oyendo
El niño con un desarrollo normal de su lenguaje se hace entender por sus padres y cuidadores de forma progresiva desde que comienza a hablar.

Hacia los dos años de edad sus padres y/o cuidadores deberían entender más o menos la mitad de las palabras que dice el niño. A los tres años ya son tres de cada cuatro, y a los 4 años deberíamos comprender practicamente todo su lenguaje, aunque no lo conozcamos.

Entonces, ¿cuando debemos alertarnos y valorar la necesidad de descartar la existencia de problemas en su audición o lenguaje?:

  • Si durante el primer año de vida no le vemos nunca responder a sonidos o no hace vocalizaciones.
  • Si no usa gestos, como señalar con el dedo o decir adiós con la mano a los 12 meses.
  • Si sólo usa gestos, y no imita sonidos ni palabras después de los 18 meses.
  • Si no pronuncia palabras o frases de forma espontánea a los 2 años. o sólo tiene un repertorio limitado de palabras o sonidos, que repite constantemente.
  • Si no es capaz de comunicar verbalmente otra cosa que necesidades básicas de la vida cotidiana, y no responde a órdenes sencillas después de los 2 años.

Comentarios

Participa. Pregunta, opina o comenta. Todos sumamos