Pérdida de audición

Sordera, hipoacusia, discapacidad auditiva...


Sordera brusca en verano.

volver
Ocurre en ocasiones que, estando previamente bien, después del baño en la piscina o el mar, notamos un oído taponado, con pérdida de audición, incluso con algún zumbido. Es una situación muy molesta y repentina, que nos puede agobiar y estropear un día de vacaciones.
Lo más probable es que se trate de un tapón de cerumen que, al mojarse, se ha hinchado y ha cerrado el conducto auditivo por completo. es un proceso banal que se solucionará con inmediatamente con la simple extracción del tapón.
Pero debemos tener presente que existe otra situación que nos puede producir síntomas similares y que no es de pronóstico leve como la anterior. Se trata de la llamada Sordera Súbita, que afecta al oído interno y cuya recuperación no es tan sencilla, siendo de mejor  pronóstico si se inicia el tratamiento precozmente.
Por ello, si se pierde la audición de un oído bruscamente, es conveniente acudir al médico sin tardanza para un diagnóstico correcto y un tratamiento precoz.

Comentarios

Participa. Pregunta, opina o comenta. Todos sumamos