Pérdida de audición

Sordera, hipoacusia, discapacidad auditiva...


La mala prensa

volver
Hace años era habitual creer que los audífonos eran para los "viejos", y, además, que muchas veces no se acostumbraban y acababan olvidados en un cajón de la mesilla de noche.
La tecnología actual ha mejorado la funcionalidad y las prestaciones de los audífonos espectacularmente.
Podemos decir que hay un audífono para cada situación, y que podremos solucionar el problema de cada paciente prácticamente siempre.
Pero además, creo que debemos ir más allá. Debemos saber como hacer ver a la gente que un audífono es una ayuda protésica que, al igual que unas gafas, se puede llevar con naturalidad, y elegir con una estética acorde a la personalidad.
Llevemos la moda a las prótesis auditivas, ¿no os parece?

Comentarios

Participa. Pregunta, opina o comenta. Todos sumamos