Noticias

Toda la actualidad sobre salud auditiva


Audición y protección del oido del niño

La pérdida de audición por la exposición a ruidos fuertes son acumulativas e irreversibles, si dicha exposición comienza en la infancia, los niños pueden vivir "la mitad de su vida con la pérdida de audición". 

Debido a que el canal auditivo de un niño es mucho más corto que el de un adulto, la presión del sonido en el oído es mayor. Por este motivo es muy importante proteger los oídos de los niños con equipos de protección en eventos deportivos, desfiles o fuegos artificiales, conciertos o cerca de motocicletas con sonidos de volumen altos. 
Merece la pena prestar mucha atención a este tema, puesto que la pérdida de audición se acumula lentamente a lo largo de toda una vida, no es ni dolorosa ni desfigura, por lo que pasa desapercibida hasta el momento en que ya no hay marcha atrás. 


Fuente: Centro de Acúfenos Buenos Aires