Noticias

Toda la actualidad sobre salud auditiva


Consejos para evitar juguetes que dañen la audición

Estamos a pocos días de la Navidad y a semanas de la llegada de los Reyes Magos, dos momentos especialmente esperados por los más pequeños, que ya han hecho su carta con la lista de juguetes. Pero es muy importante que los padres la revisen y analicen para comprobar que estos son seguros. En este sentido, la asociación Clave de Atención a la Deficiencia Auditiva, ha alertado sobre los daños irreversibles que algunos de estos juguetes pueden causar en la audición y el oído de los niños y niñas.

Los padres han de estar atentos a que ninguno de estos juguetes superen los 80 decibelios (dB). Coches con sirena, armas sonoras, instrumentos musicales, muñecos parlantes... pueden ser potencialmente peligrosos para la audición de los niños. Las consecuencias de una continuada exposición a ruidos que superen el citado límite de 80 dB pueden causar lesiones permanentes. De hecho, la pérdida de audición por ruido es acumulativa y ocurre de forma gradual a lo largo de los años. No en vano, CLAVE recomienda a los padres de que revisen si los juguetes pueden perjudicar la audición de sus hijos con la misma minuciosidad que lo hacen con aquellos que contienen piezas pequeñas con las que pueden atragantarse.

CLAVE recomienda probar el sonido de los juguetes antes de comprarlo. Si nos parece que es elevado para nosotros, habría que descartarlo. Al igual que habría que buscar una alternativa si vemos en las indicaciones del producto que éste supera los 80 dB.

Para ilustrar la importancia de informarse y revisar los productos antes de comprarlos, vale el ejemplo de la asociación norteamericana Sight and Hearing, que confecciona todos los años una lista con los juguetes más ruidosos del mercado. Este año de los 18 juguetes analizados, siete están por encima de 100 decibelios (dB), lo que puede dañar el oído en menos de 15 minutos. En su estudio, la asociación americana ha tomado dos referencias: la audición de los juguetes al lado del oído y también ha medido la audición cuando el juguete se encuentran a 25 centímetros de distancia, que es la distancia a la que normalmente juegan los niños con sus juguetes. Los niños sostienen los juguetes cerca de su cara, al lado de sus oídos o dentro de su longitud cercana a los 25 centímetros.

Como siempre, la mejor solución es la prevención y cuidar bien nuestros oídos y nuestra audición.

 


Fuente: ABC.es