Noticias

Toda la actualidad sobre salud auditiva


Salamanca lidera un proyecto internacional para explicar la pérdida de audición

La pérdida de audición se debe principalmente a dos factores: el ruido y el envejecimiento. Entender los mecanismos que la desencadenan es una de las principales líneas de investigación médica.  Y en este campo, el Laboratorio de Audición Computacional y Psicoacústica del Instituto de Neurociencias de Castilla y León, con sede en Salamanca, es uno de los referentes. No en vano, lidera desde hace varios años un proyecto mundial que busca las claves de la pérdida de audición.

El director del laboratorio, Enrique López-Poveda remarca que el foco de la investigación está en demostrar que una serie de causas conllevan la pérdida de fibras nerviosas en el oído, lo que se denomina 'desinervación' o 'desacelentación auditiva', y que esa pérdida de fibras es la respuesta a un interrogante todavía hoy muy complejo: entender por qué determinadas personas parecen fisiológicamente ser capaces de oír y sin embargo no pueden entender lo que oyen.

Los avances tan significativos en este campo por parte del laboratorio salmantino, han hecho que su investigación esté en estos momentos financiada por el Ministerio de Economía dentro del Plan Nacional de I+D. Y es que, para López-Poveda, se trata de uno de los proyectos científicos más ambiciosos en el campo de la audición, "que podría deparar importantes consecuencias para los pacientes e incluso para la formulación de leyes".

La tesis que el laboratorio trata de demostrar es que en algunos casos la edad y en otros la exposición a un nivel excesivo de ruido hacen que vaya perdiéndose una parte significativa de las 30.0000 fibras nerviosas que tiene un oído sano, encargadas de transmitir al cerebro la información del sonido. Esta pérdida auditiva a través de fibras nerviosas sería culpable de una audición de peor calidad y, sobre todo, de una acusada incapacidad para oír en entornos ruidosos por parte de quienes la padecen.

Aquí te dejamos con las respuestas a las preguntas más frequentes sobre la pérdida auditiva.
 


Fuente: El Norte de Castilla