Noticias

Toda la actualidad sobre salud auditiva


Una discoteca en silencio

En Londres hay una discoteca de moda. Se ubica en la última planta del edificio más alto de la ciudad, el Shard. Hasta ahí todo normal. La novedad, sorprendente, es que se trata de una sala de una discoteca silenciosa, donde la gente se mueve gracias a la música que oye a través de sus propios auriculares. Sí, resulta paradójico pero está funcionando.

Hay que subir hasta el piso 68 para vivir la experiencia. Allí te hacen entrega de unos cascos inalámbricos, con tres canales: uno dedicado al house, otro a los grandes éxitos de los 80 y otro al soul, conectados a las diferentes mesas de los DJ's. La sensación de aislamiento en esta discoteca silenciosa es total.

El único elemento integrador de la noche estriba en que los audífonos cambian de color según el canal que escojas, lo que al menos permite empatizar con otras personas que están moviéndose al son de la misma canción que tú.

Los que han acudido a esta curiosa discoteca silenciosa señalan que el aislamiento y las vistas desde este rascacielos ofrecen una experiencia singular.
 


Fuente: La verdad