Noticias

Toda la actualidad sobre salud auditiva


Subtítulos demasiado rápidos

La inserción de subtítulos en las películas y programas de televisión es imprescindible para que muchas personas con problemas auditivos puedan disfrutar de esos contenidos. Por eso, la ley obliga a las cadenas a emitir un determinado porcentaje de su programación subtitulada o en lengua de signos (para sordos) y audiodescrita (para ciegos). Sin embargo, y aunque las cadenas cumplen estas cuotas, la calidad de las emisiones no siempre alcanza el nivel deseable. En el caso de los canales infantiles de TDT nacionales (Clan, Boing y Disney Channel), un estudio universitario advierte de que el subtitulado no cumple todos los parámetros establecidos en la guía que detalla los requisitos que deben acatar estos contenidos (norma UNE 153010, elaborada por la Asociación Española de Normalización y Certificación -AENOR).

El principal problema o incumplimiento radica en la velocidad de los subtítulos. Según el estudio llevado a cabo por el Departamento de Traducción y Comunicación de la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales de la Universidad Jaume I, el 18% de los subtítulos supera la velocidad recomendada (un máximo de 15 caracteres por segundo), lo que dificulta la lectura por parte de los espectadores. Además, casi la mitad no cumplen la posición de los efectos sonoros y no se usa el símbolo que identifica la música ambiental.

El trabajo de campo se llevó a cabo entre el 14 enero y el 14 febrero de 2013, un periodo en el que las tres cadenas examinadas realizaron 8.654 emisiones. Se definió una muestra representativa de 383 minutos (128 para cada una). El cómputo corresponde a 6 horas y 32 minutos, un periodo en el que se han analizado 6.116 subtítulos de 81 programas diferentes.

Si quieres seguir leyendo noticias sobre audición y salud auditiva, recuerda consultar nuestra página web. 

Imagen de la fotografía: El País. 


Fuente: El País