Noticias

Toda la actualidad sobre salud auditiva


Playas aptas para personas con discapacidad auditiva

La accesibilidad es un derecho universal. A pesar de las limitaciones físicas o psíquicas que tenga una persona, debería tener las mismas posibilidades de disfrutar de equipamientos y servicios públicos. También en la playa. Es lo que piensa el ayuntamiento de Santa Margalida, en Mallorca, que este año ha puesto en marcha una iniciativa pionera para formar a sus socorristas con el objetivo de que puedan comunicarse sin problemas con las personas que padecen discapacidad auditiva.

La nueva empresa adjudicataria de las playas del municipio, Marsave,  ha llevado a cabo un curso de lenguaje de signos dirigido al personal de salvamento de las playas para que éstas sean seguras para todas las personas, sin distinción. Según el coordinador municipal de playas del municipio, Toni Nadal, se trata de un proyecto "único en Balears", que convertirá a las playas del municipio en un referente respecto a los servicios que se ofrecen para personas con discapacitad auditiva.

La primera sesión del curso de lenguaje de signos se llevó a cabo a finales de abril por parte de la empresa ILSBA, especializada en lengua de signos y accesibilidad sensorial. El objetivo es el de "facilitar la comunicación con los usuarios de la playa sordos o con dificultades auditivas". El proyecto no se centrará únicamente en la formación de los socorristas, sino que también incluirá zonas de sombra en la playa de Can Picafort donde se habilitará todo tipo de material acuático accesible (sillas anfibias, material de flotación y sistemas de avisos de emergencias) y habrá un socorrista específico para esta zona.

 


Fuente: Diario de Mallorca