Noticias

Toda la actualidad sobre salud auditiva


El implante coclear en niños, cuanto antes mejor  

La detección precoz de problemas auditivos es clave para promover la solución más eficaz. Por eso actualmente se realiza un screeening auditivo a los recién nacidos. Entre las pruebas que se efectúan se encuentran las emisiones otoacústicas y los potenciales auditivos evocados del tronco cerebral. Ambas suelen llevarse a cabo entre las 12 y las 48 horas desde el nacimiento del bebé. Ante cualquier incidencia, y si ésta se relaciona con un diagnóstico de sordera profunda y severa bilateral, el implante coclear se presenta como la mejor solución en la mitad de los casos. Sin embargo, hay un límite de tiempo para que los resultados sean los óptimos. Y siempre debe ir acompañado de un periodo de rehabilitación y de logopedia.

Los expertos coinciden, según un artículo publicado por el diario La Razón, en que el primer año es crucial. Según Gracia Aranguez, coordinadora del Programa de Diagnóstico Precoz de Hipoacusia Infantil y de Implantes Cocleares del Hospital Universitario Gregorio Marañón de Madrid, y miembro del Servicio de Otorrinolaringología del mismo centro, "en las hipoacusias congénitas, genéticas o no genéticas, es mejor realizar el implante coclear al año de vida, pues la plasticidad neuronal es óptima". El cerebro, añade, es más sensible a la estimulación auditiva y al aprendizaje del lenguaje.

Por su parte, Christopher Halpin, profesor de Otorrinolaringología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, añade que "los niños emplean todos los sentidos que tienen para aprender, particularmente el lenguaje. Y se ha demostrado que los pequeños que nacen sordos pueden obtener un beneficio muy positivo de los implantes y con frecuencia terminan integrados en colegios ordinarios".


Fuente: La Razon