Noticias

Toda la actualidad sobre salud auditiva


Descubren un cráneo con el oído interno de un neandertal

El hallazgo de restos humanos prehistóricos siempre genera gran expectación. Y muchas veces, esta expectación confirma nuevos descubrimientos que ayudan a configurar el puzle de la evolución del ser humano. Es el caso de un cráneo humano de hace 100.000 años encontrado en el norte de China. Y es que su posterior estudio ha revelado una formación del oído interno exclusiva de los neandertales. Este hallazgo plantea que los seres humanos modernos surgieron de un complejo laberinto de la biolología y la mezcla de pueblos.

Erik Trinkaus, profesor de Antropología Física en la Universidad de Washington, en St. Louis, Estados Unidos, reconoce lo imprevisto del hallazgo: "Estábamos completamente sorprendidos --reconoce Trinkaus--. Esperábamos que el análisis revelara un laberinto temporal que se pareciera mucho a un moderno humano, pero lo que vimos era claramente típico de un neandertal. Este descubrimiento pone en cuestión si esta disposición de los canales semicirculares es realmente única de los neandertales".

A menudo, en fósiles bien conservados del cráneo de mamíferos, los canales semicirculares son remanentes de un sistema de detección de líquido que ayuda a los humanos a mantener el equilibrio cuando cambian sus orientaciones espaciales, como al correr, agacharse o girar la cabeza de lado a lado.

Desde mediados de la década de 1990, cuando las primeras investigaciones con TAC confirmaron su existencia, la presencia de una disposición particular de los canales semicirculares en el laberinto temporal se considera suficiente para identificar de forma segura fragmentos de cráneos fosilizados como procedentes de un neandertal, pues este patrón está presente en casi todos los laberintos neandertales conocidos. Ha sido ampliamente utilizado como un marcador para diferenciar a los seres humanos de antes y los modernos.

Foto: Institute of Veretebrate Paleontology and Paleoant


Fuente: Europa Press