Noticias

Toda la actualidad sobre salud auditiva


Las personas mayores aceptan usar con más facilidad las gafas que los audífonos

La pérdida de capacidad sensorial es natural en las personas conforme van haciéndose mayores. Sin embargo, los afectados son más reacios a buscar soluciones en el caso de la pérdida auditiva que en el caso de la visual. De esta forma, aceptan más rápidamente y con mayor facilidad usar gafas que audífonos. Así lo remarca  la fonoaudióloga Mónica Matti, responsable del Área de Calidad y Formación de GAES Centros Auditivos en Argentina, que señala que "el problema es que las personas mayores toman como natural la pérdida de audición y no piden ayuda, y esto puede ocasionar que los inconvenientes progresen". Prejuicios estéticos sobre la visibilidad del audífono o el temor a que el audífono les moleste o aturda, también influyen en esta mayor reticencia hacia las soluciones auditivas, que sin embargo son cada vez más pequeñas y menos visiblles, aparte de ofrecer una excelente calidad de sonido.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una de cada tres personas mayores de 65 años tiene pérdida de audición, es decir, 165 millones de personas en todo el mundo tienen presbiacusia.

Mónica Matti recuerda la importancia de acudir al especialista al notar los primeros síntomas de pérdida de audición, ya que, asegura, "lo peor es que muchas veces la persona consulta cuando la hipoacusia ya es moderada y hace meses o años que no escucha bien, entonces lo que puede suceder es que de un problema periférico que se solucionaba con un simple audífono, se generó un problema en el procesamiento auditivo causado por la 'deprivación', esto es, la falta de estímulo".

Ya sabes que si tienes dudas o quieres consultar a nuestros expertos, puedes visitar nuestro foro de expertos.


Fuente: El Ciudad Anogba