Noticias

Toda la actualidad sobre salud auditiva


Otorrinos aconsejan evitar pantanos y aguas que no cumplan requisitos sanitarios

Verano y calor son un binomio que suele combatirse con el baño en piscinas, playas o ríos. Una opción lúdica y refrescante que sin embargo, si se realiza en aguas que no reúnen las mínimas condiciones sanitarias, puede provocar una otitis externa. Por eso, los otorrinos desaconsejan los baños en aquellas aguas que no reúnan las condiciones higiénicas y sanitarias exigidas, como pantanos o piscinas que no superen los controles recomendados. Además, los pacientes predispuestos, como los diabéticos o inmunodeprimidos, deben tener especial cuidado ya que, en su caso, esta patología puede derivar en infecciones de oído más severas.

La otitis externa habitualmente se atiende en Atención Primaria y en Urgencias de los centros hospitalarios. Es una enfermedad que se da fundamentalmente en la infancia, debido a las características anatómicas y la susceptibilidad del sistema inmune de los niños. Su tratamiento depende de la gravedad de la infección y del dolor en los oídos. El primer paso es aspirar las secreciones para que la medicación, basada en gotas de antibiótico, penetre en el oído. Este tratamiento se administra de forma prolongada entre 5 y 7 días, que se puede ampliar hasta los 7 ó 10 días cuando es tratado con gotas de antifúngicos.


Fuente: El Diario de Córdoba