Noticias

Toda la actualidad sobre salud auditiva


Los especialistas insisten en evitar el uso de bastoncillos para limpiar la cera de los oídos

Aunque parezca lo lógico. Aunque pensemos que se trata de un proceso de limpieza, los bastoncillos no son el mejor aliado para quitar cera de nuestros oídos. Los especialistas alertan de que incluso puede ser contraproducente. Así lo remarca por ejemplo  Douglas Backous, médico especialista y jefe del Comité de Audición de la Academia Americana de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (Seattle, EEUU), quien señaló que no es necesario que se asee esta parte de nuestro cuerpo de forma deliberada. Al respecto, el experto señala que el cerumen en nuestro oído se segrega precisamente para protegerlo: su propósito es mantener tu canal auditivo limpio.

El médico precisa que la cera no sólo permite alejar el polvo y la basura de nuestro tímpano, sino que además provee de algunos beneficios antibacteriales y de lubricación a este órgano. Además, indicó que nuestros oídos básicamente se limpian por sí solos, ya que cada vez que movemos nuestra mandíbula para comer, reír o hablar con nuestros amigos ayudamos a que el cerumen suba hacia la parte exterior de nuestro oído.

Pese a lo que pudiera pensarse, el problema radica en cuando queremos engañar a nuestro sistema limpiándonos el oído con productos como los cotones. De hecho, al hacerlo estamos empujando la cera hacia más adentro, donde queda atrapada en las partes donde no se limpia sola. Además, cuando la cera queda estancada en estas zonas también trae consigo hongos, bacteria y virus acumulados en el oído externo, lo que eventualmente podría provocar dolor de oído y facilitar infecciones.
 


Fuente: Biobiochile