Noticias

Toda la actualidad sobre salud auditiva


La exposición a sonidos fuertes altera las señales acústicas que llegan al cerebro

Una investigación llevada a cabo por científicios de la Universidad de Leicester, en el Reino Unido, ha permitido avanzar en la relación entre la exposición a ruidos fuertes y de muchos decibelios con la alteración de las señales acústicas que llegan al cerebro. Los investigadores han descubierto cómo los daños producidos en la mielina, que es la membrana que protege a las células, tras haber estado expuesto a ruidos fuertes, modifican la transmisión de señales auditivas. Y este hecho aumenta el riesgo de padecer pérdida de audición.

Estudios previos han demostrado cómo la exposición a ruidos elevados puede dañar la mielina. Una investigación realizada durante tres años determina ahora que existe una conexión mucho más estrecha entre el deterioro de la capa de mielina que recubre las células nerviosas auditivas y la pérdida de audición.

Cuando se producen daños en la mielina, las señales acústicas no se transmiten de forma óptima a través de las neuronas auditivas desde la cóclea al cerebro, lo que produce una pérdida de audición.


Fuente: Hear-it.org