Noticias

Toda la actualidad sobre salud auditiva


Quedarse quieto para oír mejor

Cuando queremos estar seguros de si se oye un sonido determinado que no es muy notorio, aparte de estar en silencio, solemos quedarnos quietos. Es un acto reflejo que ahora tiene una explicación científica. Y es que  un estudio llevado a cabo por un equipo de neurobiólogos norteamericanos, y publicado en la revista Nature, señala  que las neuronas motoras, las referentes al sistema nervioso central, inhiben a las neuronas de la corteza auditiva. Se trata de un fenómeno por el cual el cerebro es capaz de abstraerse del ruido ambiente y centrarse en un sonido en particular para entenderlo con mayor precisión. Es decir, quedarse quieto para oír mejor tiene su explicación.

En el estudio, tutelado por la Universidad de Duke, en Estados Unidos, se remarca la capacidad del cerebro humano para centrarse en los sonidos que realmente nos interesen, subiendo su volumen, y abstraerse de los secundarios, bajándolo.

Los autores de esta investigación creen que servirá como base para desarrollar tratamientos más eficaces contra las discapacidades auditivas más comunes, así como contra las alucinaciones auditivas. Un avance que todavía requiere de nuevos estudios, pero sobre el que los autores se muestran optimistas.


Fuente: El Confidencial