Noticias

Toda la actualidad sobre salud auditiva


El paro afecta a más del 50% de personas con problemas auditivos graves

Este miércoles se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. Y coincidiendo con esta jornada, la asociación Clave a la Atención a la Deficiencia Auditiva ha señalado que las personas con problemas auditivos graves están en el paro. Según esta entidad, si se tiene en cuenta que las personas con discapacidad auditiva constituyen una comunidad muy heterogénea, esta tasa de desempleo constituye un caso claro de discriminación sociolaboral.

Clave señala que el primer obstáculo que afrontan las personas con problemas auditivos graves es la información que se debe proporcionar cuando se remite el currículum. El incluir o no la discapacidad auditiva en el currículum es una cuestión de permanente debate entre las personas con problemas de audición.

El segundo obstáculo es la entrevista, y en particular la entrevista telefónica. Esta puede ser un obstáculo insalvable, no solo para las personas usuarias de la lengua de signos, sino también para aquellas que aún teniendo una muy buena comunicación oral no pueden hablar por teléfono o solo lo hacen con personas conocidas.

Por otra parte, la creencia de algunos empleadores de que no podrían comunicarse con un trabajador de este colectivo o que su formación es muy limitada contrasta con la realidad. Hay un grupo pequeño de personas que se comunican con la lengua de signos y un grupo tremendamente numeroso de personas con distintos grados de audición que utilizan la lengua oral y que pasan inadvertidos en la sociedad. En ambos grupos hay desde trabajadores sin cualificación profesional a universitarios que ocupan puestos relevantes en nuestra sociedad.

Pero una vez conseguido el trabajo no cesan ahí los problemas. Las empresas suelen desconocer la dificultad que las personas con discapacidad auditiva tienen para comunicarse con un grupo de personas, para hablar por teléfono o cuando hay mucho ruido de fondo.

El Real Decreto Legislativo 1/2013, de 29 de noviembre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social, se marca como objetivo establecer medidas para garantizar y hacer efectivo el derecho a la igualdad de oportunidades de las personas con discapacidad. Entre las medidas que se pueden tomar figuran una buena iluminación que facilite la lectura labial si es precisa, la disposición de los muebles en función del tipo de trabajo y de la necesidad o no de comunicación con los compañeros, la utilización de mesas de reunión redondas u ovaladas para que sea posible mantener el contacto visual con cualquiera de los participantes en las reuniones, el acondicionamiento acústico de los espacios para que se absorba el sonido y se elimine la reverberación o la planificación de reuniones de trabajo proporcionando información anticipada sobre los temas a tratar.


Fuente: ABC