Noticias

Toda la actualidad sobre salud auditiva


Un nuevo estudio alerta del riesgo de pérdida de audición para fumadores activos y también pasivos

Los problemas cardiovasculares y el cáncer de pulmón son los dos problemas de salud asociados al tabaco más conocidos. Pero fumar también perjudica y gravemente al aparato audiitivo. Un estudio realizado por equipo de investigadores del Centro de Comunicación Humana y Sordera de la Universidad de Manchester, en el Reino Unido, afirma que el riesgo de padecer pérdida de audición entre los fumadores aumenta en más de un 15%, en comparación con los no fumadores y los fumadores pasivos. Por otro lado, los exfumadores tienen un riesgo ligeramente menor de padecer una discapacidad auditiva o pérdida de audición, debido posiblemente a que adoptan un estilo de vida más saludable tras dejar el tabaco.

En el estudio, los investigadores evaluaron los resultados de las pruebas de audición de cerca de 165.000 adultos de 40 a 69 años. Todos los participantes se habían realizado pruebas auditivas entre 2007 y 2010 como parte del programa nacional UK Biobank del Reino Unido para mejorar la salud.

El estudio indicaba que el riesgo de padecer pérdida de audición aumentaba en relación con el número de cigarrillos que se fumaban a la semana.Según los investigadores cerca de un 20% de la población del Reino Unido y hasta un 60% de la población en otros países fuma, lo que convierte al tabaco en una causa significativa de pérdida de audición.

El motivo de por qué el tabaco causa pérdida de audición no está claro. No obstante, fumar está relacionado con las enfermedades cardiovasculares por provocar cambios a nivel microvascular, lo que a su vez, puede afectar a la capacidad auditiva.


Fuente: hear-it.org