Noticias

Toda la actualidad sobre salud auditiva


Crean un sistema para que personas con problemas auditivos puedan oír con la lengua

Noticia sorprendente pero avalada por las conclusiones del estudio realizado por investigadores de la Universidad Estatal de Colorado (CSU), que han centrado sus esfuerzos en buscar alternativas a los implantes cocleares. Y lo que han desarrollado es un dispositivo que permite oír a través de vibraciones en la lengua, traduciendo el sonido en impulsos eléctircos que son enviados al cerebro.

El aparato se conforma de una placa que se coloca sobre la lengua. Los impulsos se generan en un auricular con base a los sonidos que capta en el ambiente. A medida que se le va dando uso, el cerebro se acostumbra a estas órdenes para que pueda traducir estas señales eléctricas y que la persona con problemas auditivos escuche. El sistema, dicen los investigadores, es fácil de usar y más sencillo que aprender a leer los labios.



John Williams, uno de los investigadores, remarca que solemos pensar que escuchamos con nuestros oídos, mientras que en realidad es el cerebro quien convierte las ondas sonoras en lo que percibimos como sonido. Sin embargo, el cerebro es moldeable y puede adaptar sus regiones para realizar tareas que normalmente no se le asignan, por lo que puede recibir estas señales procedentes de la lengua y convertirlas en sonido. Es decir, el cerebro tiene suficiente elasticidad incluso a etapas adultas para cambiar sus métodos de recepción e interpretación de la información y el lenguaje, tiene además una serie de conexiones de nervios en el cerebro que se adaptan a la percepción externa.

Tras un año de investigación, el dispositivo está en etapa de evaluación para ver cómo varía la sensibilidad de la lengua entre varias personas, para determinar si, cuando esté listo el proyecto, se puede lanzar una placa universal o individualizada para cada paciente con problemas auditivos. En estos momentos la placa es bastante grande, con cables saliendo de la boca hacia una unidad externa, pero el objetivo es desarrollar una versión mucho más pequeña, que quede limitada (sin cables) a una placa dentro de la boca.


Fuente: Con Salud