Patologías

De la A a la Z


Otitis media Aguda

Descripción

Es la infección aguda del oído medio. Habitualmente causada por procesos catarrales o infecciones en las fosas nasales y en la rinofaringe, por el paso de gérmenes a través de la Trompa de Eustaquio.
Es mucho más frecuente en los niños, sobre todo antes de los siete años, y aún más entre uno y tres años.
Produce intensa otalgia (dolor de oído), sobre todo nocturna, sensación de taponamiento, acúfenos o ruidos y pérdida de audición. En los niños pequeños además produce irritabilidad y llanto, evitan el pecho o el biberón, y en ocasiones, sobre todo en los más pequeños, dolor abdominal y diarrea.
En ocasiones el tímpano se perfora, aparece algo de sangre o pus en la entrada del conducto auditivo, el dolor cede y el niño se tranquiliza, pero esto no significa que la otitis haya cedido. Acudir al médico para un tratamiento precoz es lo mejor.

Tratamiento

Los antibióticos más antiinflamatorios y/o analgésicos por vía general (oral o inyectable) son los habitualmente utilizados en el tratamiento de la otitis media aguda.
Es conveniente revisar el oído unos días más tarde para confirmar que se cerró la perforación del tímpano.
Es importante conseguir una correcta higiene nasal del niño, con lavados de suero o preparados de agua marina, y aspiración de las secreciones nasales; tanto durante el tratamiento de la otitis como para prevenirla.