Edad y pérdida auditiva

Mantener la calidad de vida y evitar perder audición


Calidad de vida con problemas de audición
Alrededor del 25 por ciento de las personas de más de 65 años y el 80 por ciento de los mayores de 80 años tienen algún problema de oído. Este dato indica que, como sucede en otros órganos del cuerpo, el oído también se ve afectado por el envejecimiento. De ahí, que la pérdida auditiva sea muy común en personas mayores.

Deterioro del oído

No obstante, las personas empezamos a perder audición a partir de los 20 años. Se trata de un proceso natural llamado presbiacusia o pérdida de la audición gradual, que se hace más evidente a partir de los 50 años. Para las personas con presbiacusia es complicado apreciar esta disminución porque -además de ser progresiva-, no es que no oigan bien, sino que han perdido el nivel de las frecuencias agudas. De hecho, suelen afirmar que oyen pero no entienden lo que se les dice, por lo que tienen que pedir continuamente a sus interlocutores que les hablen más alto, sobre todo, cuando hay ruido de fondo.
 
Este deterioro del oído interno está muy relacionado con el paso del tiempo, pero puede haber otras causas que hagan a la persona más susceptible de padecerlo, como la genética, alguna enfermedad, o la exposición continua a ruidos de alta intensidad.

Para prevenir este problema y evitar otras complicaciones que pueden afectar en la calidad de vida y el estado anímico, es aconsejable hacerse revisiones anuales y ponerse en manos de un especialista lo antes posible.


También te puede interesar: