Preguntas Frecuentes sobre la pérdida auditiva

Pérdida de audición, problemas de oídos, ayudas auditivas...


Pérdida de audición

¿Por qué he perdido audición?

La mayoría de pérdidas de audición son consecuencia de la evolución natural del sistema auditivo. En menor grado, pueden ser originadas por una exposición prolongada a ruidos de fuerte intensidad, traumatismos craneales, efectos secundarios de algunos medicamentos y ciertas enfermedades que pueden perjudicar, dentro de su desarrollo, al sistema auditivo.

¿Se puede atrasar el proceso de envejecimiento del oído?

El envejecimiento es inevitable e irreversible, pero evitando exponerse a niveles sonoros elevados o haciendo un uso de protectores para el oído podemos conservar por más tiempo una buena audición. Existen soluciones eficaces y discretas para compensar la mayoría de las pérdidas de audición debidas al envejecimiento del sistema auditivo. Un ejemplo son los audífonos, con los que se obtienen resultados muy sorprendentes, así que no hay que tener miedo a probarlos.

¿Por qué oigo pero no entiendo lo que me dicen?

Es uno de los síntomas entre las personas que necesitan ayudas auditivas. La posible causa podría encontrarse a nivel neurosensorial, lo cual impide un correcto funcionamiento de su oído.

También tiene influencia la edad, ciertos medicamentos, causas genéticas y contaminación acústica. Todo ello conlleva a una falta de capacidad para entender la conversación.

¿Cómo tratar los acúfenos?

Los acúfenos o tinnitus pueden afectar a la mitad de personas con pérdida auditiva y no tienen curación posible. Consciente de las graves consecuencias que pueden ocasionar los acúfenos para la persona que los padece, existe una terapia de habituación cuyo objetivo es llegar a convivir en armonía con nuestro propio tinnitus. La terapia combina el asesoramiento profesional con la utilización de un instrumento auditivo de alta tecnología.

¿Qué es la otitis? ¿Cuál es su tratamiento?

El término otitis significa inflamación. Esta inflamación, suele ser resultado de una infección proveniente de la garganta. La causa más importante de la otitis media es el mal funcionamiento de la trompa de Eustaquio, que es el conducto que comunica el oído medio con la rinofaringe. Otras posibles causas son la infección de la vía respiratoria alta, problemas alérgicos y trastornos de la función ciliar del epitelio respiratorio de la vía respiratoria alta.

En la forma aguda de la enfermedad los síntomas son dolor de oído, fiebre, tinnitus e irritabilidad. Con menos frecuencia se puede presentar supuración, vértigo y más raramente parálisis facial. En la otitis media crónica con efusión, la pérdida de audición puede ser el único síntoma.

El tratamiento habitual de otitis media aguda se realiza con antibióticos durante diez o catorce días, teniendo como referencia los gérmenes que habitualmente son los responsables de dichos procesos. Habitualmente, con el tratamiento antibiótico la sintomatología mejora significativamente en 48 horas. Sin embargo, si existe efusión en el oído medio ésta puede persistir durante varias semanas. Al tratamiento antibiótico en ocasiones se asocian descongestionantes nasales y mucolíticos

También te puede interesar: